cirugia mamaria
Salud

Cirugía de reducción mamaria: Consejos y recomendaciones

A menudo escuchamos a nuestras amigas hablar sobre sus pechos demasiado poco generosos, pero es más raro escucharlas refunfuñar debido a que tengan unos pechos demasiado grandes. Sin embargo, un seno extremadamente desarrollado puede tener impactos físicos y psicológicos importantes en mujeres de todas las edades. Pero hay una solución a este problema: la cirugía de reducción mamaria.

Reducción mamaria: ¿qué es?

El seno básicamente es glándulas mamarias y grasa. A veces hay un exceso de estas dos sustancias, lo que crea hipertrofia mamaria (es decir, senos que son demasiado grandes, distorsionados por su peso). La reducción mamaria es la cirugía que busca remediar esto. Durante este procedimiento, el cirujano remueve el exceso de glándulas mamarias, algunas veces grasa y piel, para aligerar y remodelar el seno. La reducción mamaria también corrige una asimetría más o menos pronunciada de las mamas.

¿Cómo nos decidimos a operarnos?

Cada una tiene sus propios sentimientos y diferentes sensibilidades, así que os explicaré aquí los más comunes.

Físicamente, mencionaré primero el dolor en la parte superior de la espalda, que se hace cada vez más difícil de soportar, así como la tensión en la nuca, que apare casi a diario. Los radiólogos también advierten sobre el riesgo de deformación de la columna vertebral. A muchas de estas mujeres les da vergüenza practicar deportes: ¿alguna vez sentiste como si te estuvieras asfixiando en tus propios senos cuando te inclinaste o levantaste? Todo se mueve, todo está rebotando, el cuello sufre el doble…

En cuanto al aspecto psicológico, diría que los comentarios en la calle y las miradas lujuriosas de algunas personas se vuelven realmente pesadas.

También debes saber que cuando se tiene un tamaño de pecho particularmente generoso, encontrar lencería que no sea muy cara es una verdadera proeza. Y en cuanto a la ropa de baño, ¡ni siquiera te lo cuento! Comprar se puede convertir en una verdadera fuente de ansiedad.

Una vez decidida, ¿cómo procedemos?

Elegir la operación debe ser una decisión larga y reflexiva, así que cuando por fin estés segura de tí mismo, tu prioridad debe ser encontrar un cirujano talentoso y confiable. Hacer esto hoy en día es muy fácil, puedes buscar en internet opiniones sobre clínicas de reducción de pecho en Barcelona, Madrid, o en cualquiera que sea tu ciudad. También te recomiendo que hables con tu médico de cabecera y le preguntes si estaría dispuesto a ayudarte con tu investigación.

¿Cómo va la operación?

Bajo anestesia general. El anestesiólogo debe ser consultado al menos 48 horas antes de la intervención.

Generalmente son dos días de hospitalización, incluyendo la noche después del procedimiento.

¿Cómo es el post-operatorio?

Cada cirujano tiene sus propios hábitos, pero generalmente, se tiene el pecho vendado, ya que estas vendas facilitan la curación, y los drenajes se mantienen por uno o dos días. Rara vez duele después de eso, aun que se puede recomendar la toma de analgésicos. Se debe usar durante un mes un sujetador deportivo. La zona permanecerá sensible durante varias semanas y las suturas se retirarán entre los días 10 y 15, a menos que sean reabsorbibles.

¿Se mantienen las cicatrices?

Sí, las cicatrices es uno de los inconvenientes de esta cirugía reductora, pero es compensado por el beneficio de tener una mama con un volumen que te hará la vida más sencilla. Como con cualquier cirugía estética que nunca es obligatoria, debes pensar cuidadosamente de antemano, pero en general, las mujeres que han decidido someterse a la cirugía no se arrepienten de ello a pesar de estas marcas finales.

¿Cuándo se ven resultados?

El proceso de curación tarda un año en completarse. En caso de asimetría, se podrá proponer un retoque, pero deberá esperar al menos un año. Y a veces toma el mismo tiempo recuperar toda la sensibilidad de su seno.

Para finalizar: Si aun te quedan dudas aquí puedes pedir más información sobre este tratamiento.

Añadir Comentario

Escribe aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *