yogurt
Salud

Cómo ayuda el yogurt a nuestra salud

Elaborado a partir de la fermentación de la leche, es un producto lácteo con un gusto y una textura propias derivadas de la transformación de la lactosa en ácido láctico. Después de la fermentación, el yogur logra unas características físicas que lo transforman en uno de los alimentos lácteos más provechosos y completos para nuestro cuerpo. En líneas generales, nos proporciona un perfecto aporte de vitaminas del grupo A y B, al mismo tiempo de minerales como el magnesio, fósforo y calcio, que se une al metabolismo del tejido óseo velozmente, contribuyendo de esta manera al sustento de huesos y dientes en condiciones óptimas y al funcionamiento adecuado de nuestros músculos.

Hay muchos estudios e indagaciones realizadas al respecto que han demostrado que consumidos en cantidades adecuadas, los microorganismos presentes en el yogur socorrer a nuestro organismo en la digestión de la lactosa.

Los yogures nos llegan a aportar alrededor del 20% del consumo diario de calcio necesario. Los profesionales en nutrición no dudan en atestiguar que sería interesante incluir en nuestra dieta diaria entre dos y cuatro raciones de lácteos, consumiendo un total de tres raciones en la infancia, adolescencia y embarazo, ya que es en estas épocas cuando las necesidades de calcio es más apremiante.

El calcio que existe en el yogur se absorbe mejor en nuestro sistema digestivo y tiene un excelente traslado al resto del cuerpo. A la par, contiene proteínas de alto valor, las cuales se encargan de mantener y renovar los tejidos de nuestros cuerpos.

1 Comentario

Escribe aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *