piel-grasa
Fitness

Cómo cuidar la piel grasa

Se recomienda limpiar la piel grasa dos veces al día (mañana y noche) con productos de higiene leves que estén libres de alcohol y jabón (ya que estos aumentan la producción de sebo). También es bueno aplicar una loción de agua especial “oleoso” o micelar, que limpie y elimine la suciedad suavemente. Se deben evitar: productos detergentes que atacan la piel y que, al contrario de lo que pensamos, tienden a favorecer la producción de sebo.

Hidratar es esencial, incluso cuando la piel es la grasa. Sin embargo, se debe elegir una crema hidratante con una textura ultra ligera; por ejemplo una crema que absorba el exceso de sebo gracias a “polvo secante”.

La piel grasa se ensucia más rápido que otras, por lo que es esencial para llevar toallitas. Sin embargo, la limpieza demasiado frecuente promueve el llamado efecto rebote, es decir, un exceso de producción de grasa (lo contrario de lo que se desea). Usar un exfoliante una vez a la semana es suficiente. Además, es necesario hacer las máscaras dos veces por mes. La arcilla absorbe el exceso de grasa y regula su producción.

El uso de maquillaje cuando tienes la piel grasa no es contra-indicado pero hay que elegir los productos adecuados. Usar una crema teñida o un fondo de cobertura de complexión va a empeorar la situación al provocar ataques inflamatorios y fomentará la aparición de todo tipo de impurezas tales como puntos negros. Es mejor elegir una base ligera o base mineral que absorba el exceso de grasa en polvo de la textura. Un consejo: usa productos etiquetados como “no comedogénicos”.

Añadir Comentario

Escribe aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *