desayuno
Alimentación Fitness Lifestyle Salud

El desayuno perfecto para adelgazar

Seguro que has escuchado eso de que el desayuno es la comida más importante del día, sin embargo esta afirmación no está defendida por los estudios científicos que se han realizado recientemente.

Es una comida que realizamos a diario, por lo que es esencial hacerla bien, principalmente si entre nuestras metas está adelgazar.

El fallo nº1 que se suele cometer al desayunar, es hacer un desayuno con demasiados hidratos de carbono: cereales con leche y zumo de naranja, seguro que te suena. Lo malo de incluir hidratos de carbono en exceso en tu desayuno (cereales, galletas, zumos, pan…) es que ellos producen una gran subida de azúcar en sangre acompañada del consecuente incremento de insulina, lo cual viene seguido de una bajada de azúcar en sangre vertiginosa que manda a tu cerebro señales de hambre justo después de haber comido.

El fallo nº2 en el desayuno es tomar alimentos procesados, como galletas bajas en grasa, cereales con muchas vitaminas, madalenas “light”, etc. Estos productos suelen estar presentes en el desayuno y para llevar una alimentación saludable que te ayude a perder peso, debes reducir el consumo de alimentos procesados. Todo estos alimentos, aunque en la etiqueta ponga que son naturales y bajos en grasas, si lees los ingredientes y ves que el azúcar está entre los primeros de ellos, este producto es mejor que no esté en tu lista de la compra.

El fallo nº3 es no consumir proteínas ni grasas saludables como huevos, jamón, queso, frutos secos, semillas, etc. Son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo por lo que es de vital importancia que estén incluidos en nuestro desayuno. Los frutos secos son principalmente buenos para desayunar, hay estudios que indican que ayudan a sentir saciado nuestro apetito durante más tiempo.

Desayunar huevos revueltos con espárragos, una ensalada, o una tostada con rodajas de tomate y pepino… es genial tomar hortalizas en el desayuno para adelgazar y estar sanos, pero es algo que no solemos hacer. La base de nuestra alimentación deberían ser las hortalizas y las frutas, por lo que que no incluirlas en el desayuno es el fallo nº4.

Finalmente, el fallo nº 5 que además es muy frecuente es comer rápido, con prisas, y sin casi masticar…

1 Comentario

Escribe aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *