¿Qué causa los calambres nocturnos?
Salud

¿Qué causa los calambres nocturnos?

Los calambres nocturnos ocurren con mayor frecuencia repentinamente en la pantorrilla o el muslo. El resultado: el músculo se endurece, causando un dolor muy intenso. ¿Y de qué va todo eso?

Pues se debe a una contracción repentina, involuntaria y aguda de las fibras musculares, el calambre nocturno causa un dolor tan fuerte que nos despertamos del sueño y los músculos a menudo siguen dolorosos mucho después de despertarnos. Hay tantos calambres como posibles causas:

  • Una mala posición.
  • El frío.
  • Esfuerzo físico intenso que provocó falta de sales minerales.
  • Deshidratación.
  • Problemas articulares en el pie o la rodilla.
  • Deficiencia de ciertos minerales (calcio, magnesio, potasio).
  • Hipotiroidismo (lo que lleva a un desequilibrio en las sales minerales).
  • Insuficiencia venosa.
  • Tomar ciertos medicamentos (diuréticos, cortisona, laxantes irritantes, etc.).

¿Cómo podemos llegar al fondo de esto?

El primer reflejo es relajar el músculo tensado estirándolo.

Por ejemplo, en el caso de un calambre en la pantorrilla, el extremo del pie puede colocarse en el suelo mientras se aprieta y suelta el músculo con una mano. Después debemos masajear de abajo hacia arriba para favorecer la circulación sanguínea.

En caso de calambre en el pie o muslo, unos pocos pasos en suelo frío te ayudarán a pasarlo.

Añadir Comentario

Escribe aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *